Un sitio para hablar de salud y el dia a dia

Meditación caminando

Mindfulness en movimiento. Introducción a la meditación caminando

En la actualidad, vivimos en una sociedad cada vez más demandante y acelerada, lo que provoca que estemos en un estado constante de estrés, agitación y ansiedad.

En este contexto, la práctica del mindfulness surge como una herramienta fundamental para lograr una vida más plena y satisfactoria en especial el «mindfulness en movimiento», en el que puedes meditar mientras caminas o realizas tus actividades diarias.

¿Qué es el mindfulness en movimiento?

El mindfulness en movimiento o MFT es la aplicación de la atención plena al caminar.

Se trata de una técnica simple y efectiva para experimentar el momento presente en contacto directo con la naturaleza. Con esta práctica, se logra estar presente en el “aquí y ahora”, donde se aprende a liberar la mente de los pensamientos negativos y del estrés diario.

También conocida como «meditación caminando«, se realiza a través de pasos conscientes, que nos permitirán centrarnos en la respiración y en el movimiento del cuerpo, y generar así una mayor concentración y sensación de tranquilidad.

Mindfulness en movimiento

La atención plena en movimiento se centra en la conciencia del cuerpo en movimiento al hacer actividades como como caminar, correr, andar en bicicleta, nadar o bailar.

De esta forma estamos conscientes de nuestros cuerpos y podemos experimentar una mayor sensación de bienestar.

El mindfulness en movimiento se caracteriza por:

  1. Es sencillo, ya que se puede practicar en cualquier lugar y momento, sin necesidad de implementos especiales.
  2. Se puede adaptar a diferentes estilos de vida, incluyendo los más ocupados.
  3. También, se trata de una práctica muy accesible que se adapta a cualquier persona, independientemente de su edad o nivel de condición física.

Beneficios del Mindfulness en movimiento

Cuando estamos atento a la respiración, nuestros músculos y nuestras articulaciones, podemos empezar a relajarnos y a soltar la tensión. También podemos empezar a ser más conscientes de nuestras emociones y a gestionarlas de forma más eficaz.

Algunos de los beneficios del MFT incluyen:

  • Atención plena: el Mindfulness en movimiento se basa en la atención plena. Esto significa que se enfoca en el presente y en la conexión entre la mente y el cuerpo.
  • Conexión con el movimiento: se concentra en el movimiento consciente y en las sensaciones físicas del cuerpo.
  • Reducción del estrés: el mindfulness en movimiento ayuda a aumentar la relajación y a reducir los niveles de estrés y ansiedad.
  • Mejora la concentración: este enfoque de meditación ayuda a mejorar la atención y la concentración en la actividad física.
  • Aumentas la autoconciencia y la aceptación: además de mejorar la calidad del sueño y la capacidad para lidiar con situaciones de tensión muscular y dolor.
  • Incrementas la creatividad: al aumentar la capacidad de generar nuevas ideas y soluciones a los problemas.

¿Cuáles son los pasos para lograr el mindfulness en movimiento?

Practicar el mindfulness en movimiento puede ser fácil, pero se necesita algo de paciencia y determinación para lograr la conexión cuerpo-mente que buscamos.

A continuación, se presentan algunos pasos a seguir para lograr la meditación consciente en movimiento:

Busca un lugar tranquilo donde puedas caminar

Se recomienda que sea en la naturaleza, en un parque, en la playa o en el campo. Es decir, un lugar tranquilo libre de distracciones, como ruidos innecesarios o multitudes de personas.

Elige un ritmo de caminar

Que sea relajado, lentamente y con atención. Si es necesario, puedes usar una medición mental, para ayudarte a caminar en un ritmo suave y constante.

También comienza a caminar a un ritmo tranquilo, y siente que tus movimientos son pausados y conscientes para concentrarte en el momento presente.

Concéntrate en la respiración

Enfoca tu proceso de respiración. Observa la sensación de la respiración en el cuerpo, el sonido de la respiración o la sensación de la respiración en la mente.

Si tu mente se distrae, no te preocupes vuelve suavemente a la respiración y sigue practicando durante unos minutos o durante todo el tiempo que te sientas cómodo.

Presta atención a las sensaciones físicas

Centra tu atención en las sensaciones físicas en tu cuerpo, como el movimiento de los pies, la respiración, la postura, y cómo se siente cada parte de tu cuerpo mientras caminas.

Cuando practicas la atención plena, te centras en tus pensamientos y sentimientos ayudándote a relajarte, reducir el estrés y a mejorar tu bienestar general.

Una forma de practicar la atención plena es notar la sensación de tu cuerpo contra el suelo, la sensación del aire en tu piel o la sensación de tu respiración.

Presta atención a las sensaciones físicas

Acepta todas las sensaciones

Reconoce con amor las sensaciones cómodas como las incómodas, lo importante es no juzgarlas y contemplarlas para conocer el mensaje que nos quieren dar.

Apóyate en aplicaciones

Desde tu teléfono puedes acceder a varias apps para crear el hábito del mindfulness como Simple Habit, Calm, Insigth Timer, Headspace o Smiling Mind. Cada una con tareas y actividades que puedes programar y hacerle seguimiento.

Repite los pasos

Repite los pasos una y otra vez, continuando en la práctica del mindfulness en movimiento para lograr una conexión más profunda con tu cuerpo.

Así pues, la práctica del mindfulness en movimiento te ayudará a experimentar una gran cantidad de beneficios, porque es una valiosa herramienta para el manejo del estrés y la mejora del bienestar general.

Por lo tanto, si quieres mejorar tu salud física y mental, no dudes en probar la meditación consciente en movimiento a toda hora.

Related Posts